Entradas

CHEMAGIL-GUARDIACIVIL-Despu

“Chema” Gil da conferencia sobre Terrorismo Jihadista a miembros de la Guardia Civil, Policía Nacional, y Policía Local de Murcia

El pasado viernes, en un hotel del municipio murciano de San Javier (España), el director del Departamento de Estudios sobre Terrorismo del Instituto de Seguridad Global, José María Gil -Chema Gil- dirigió una conferencia a casi un centenar de miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policías Locales, funcionarios del Cuerpo Nacional de la Policía y Guardia Civil) bajo el título “Terrorismo Jihadista: Un fenómeno global, una amenaza cercana“. El representante del ISG hizo un breve recorrido histórico sobre el fenómeno del terrorismo internacional de etiología jihadista desde la guerra afgano-soviética a la actualidad, evidenciando -no obstante- que se trata de un fenómeno con otros antecedentes históricos. Chema Gil abordó una descripción de los diferentes actores que operan dentro de este fenómeno complejo; así como su internacionalización mediante la configuración de franquicias, especialmente las vinculadas a Al Qaeda y al autodenominado ‘Estado Islámico’ en diferentes partes del mundo.

En la conferencia se hizo mención a la teleología u objetivos finales de la ideología que hay bajo este fenómeno, su estrategia y sus tácticas; de manera especial se hizo hincapié en señalar que ante este fenómeno global nadie debe sentirse ajeno, pues su amenaza se materializa o expresa en cualquier lugar y con muy diferentes objetivos primarios “pues quienes protagonicen eventuales ataques pueden ser células de más o menos complejidad organizativa o actores individuales y los denominados ‘lobos solitarios’“. “Hoy -dijo Chema Gil- estos terroristas no necesitan derribar las Torres Gemelas en New York o atacar el Pentágono; no necesitan colocar bombas en los trenes de Madrid o los autobuses en Londres, no necesitan hacer un gran atentado en Casablanca con decenas de muertos. Han comprobado que con acciones de baja complejidad y acto impacto obtienen los resultados que sirven a sus intereses. Tres individuos atentan en París y el mundo se conmueve, las autoridades de todos los países anuncian modificaciones de leyes generales; la propia reacción internacional anunciando acciones, lejos de interpretarse por los jihadistas como una amenaza para ellos, se reivindica como un éxito, han implementado una dinámica endiablada donde su propia muerte es una victoria“. Frente a esta situación, el director del área de estudios sobre terrorismo del Instituto de Seguridad Global planteó que “frente a este fenómeno complejo no podemos dirigir miradas simples, si incurrimos en este error haremos diagnósticos simplistas y aplicaremos respuestas de corto recorrido que seguramente terminarán por tener más impacto en la vida de los ciudadanos que en la de los propios terroristas“.

Debemos ‘construirnos’ como una sociedad inteligente -dijo Chema Gil- capaz de analizar prospectivamente todo lo que tiene que ver con esta cuestión, no tanto para ‘adivinar’ el futuro, sino para saber construir ese futuro dentro del ámbito de la seguridad“.

Una de las últimas reflexiones que se pusieron de manifiesto por parte del director de departamento del ISG es que “en relación con el jihadismo, no se puede confundir religión con la ideología de los terroristas, pues esa sería la primera gran victoria que pondríamos en manos de los terroristas. Confundir el Islam con el Terrorismo nos llevaría a confundir a mil quinientos millones de personas que viven su fe con los terroristas y si eso se produjera estaríamos ante un problema, de tales dimensiones, que sería irresoluble. Yo pienso que el hecho religioso formará parte de la solución, si nos empeñáramos en ver el Islam, como parte del problema, estaríamos dirigiendo una mirada criminalizadora sobre casi un tercio de la humanidad. Esa confusión nos situaría muy cerca de la idiocia colectiva, más que de una sociedad inteligente

guardiacivil

La Guardia Civil refuerza la seguridad en la época estival con patrullas mixtas internacionales

Agentes de la Guardia Civil, durante todo el periodo estival, prestan servicios conjuntos formando parte de patrullas mixtas junto con miembros de la Policía alemana, de la Gendarmería Nacional Republicana de Portugal y de la Gendarmería Nacional francesa.

Realizan su labor en materia de seguridad ciudadana, desempeñando tareas preventivas de vigilancia y atención al turista en las zonas españolas de Valencia, Andalucía, Galicia e Illes Balears.
Estas patrullas mixtas internacionales se enmarcan dentro del Plan Turismo Seguro, puesto en marcha por la Secretaría de Estado de Seguridad, a través del que la Guardia Civil trata en todas las campañas estivales de coordinar servicios de seguridad con cuerpos policiales de aquellos países desde los que se desplazan más visitantes a demarcación del Cuerpo. El despliegue de estas patrullas en las zonas de mayor afluencia de turistas de esos países tiene como objetivo no solo incrementar la seguridad, sino también impulsar la cooperación internacional en la lucha contra una delincuencia global.
Las patrullas mixtas tienen como objeto principal prestar una mayor atención policial especializada en el colectivo de turistas perteneciente al país de origen de los policías europeos que participan en las mismas, atendiendo cualquier circunstancia de seguridad ciudadana siempre bajo la dirección del componente de la Guardia Civil que constituya esa patrulla. Los servicios van orientados a las zonas de mayor afluencia turística, especialmente a playas, hoteles y urbanizaciones.
En el tiempo que se vienen desarrollando estas patrullas, han sido muy bien acogidas por los ciudadanos extranjeros que veranean en nuestro país, que se han visto gratamente sorprendidos por este servicio.

Plan Turismo Seguro

España es una potencia turística de primer orden situada en un lugar privilegiado como destino turístico a nivel mundial. Los ingresos que genera el turismo hacen que sea el principal sector productor de la economía española. Por tanto, se trata de un sector estratégico de interés nacional, al tener que ver con la promoción y defensa del bienestar y seguridad de los ciudadanos.
España se sitúa entre los países más seguros de la Unión Europea, con una tasa de criminalidad muy por debajo de la media de la UE lo que sin duda constituye un importante activo que repercute directamente en la alta competitividad de nuestro sector turístico, activo al que hay que seguir prestando la máxima atención.
El efecto directo que tiene la seguridad sobre el turismo, y la importancia estratégica de la industria turística española, ha determinado que este sector venga recibiendo un tratamiento diferenciado en el diseño e implementación de medidas específicas de lucha contra la criminalidad. En este sentido, con carácter temporal y enfocado a las zonas de incidencia turística en la época estival, se establecen cada año medidas concretas encaminadas a la intensificación de la vigilancia de estas zonas para incrementar la seguridad ciudadana.
Para más información pueden ponerse en contacto con el Gabinete de Prensa de la Guardia Civil, en el  teléfono 915 146 010.